Nuestra filosofía


Cuando abrimos la agencia nos asaltaron las dudas y surgieron las preguntas:

¿Cuál es el propósito de tener una agencia? ¿Cómo vamos a evolucionar para diferenciarnos de otras agencias? ¿De qué color van a ser las cortinas de la oficina? ¿Qué vamos a ofrecerle a nuestros clientes que no les hayan ofrecido antes? ¿Cuándo vamos a ser ricos? …etc, etc, etc.

No hemos logrado responder todas las interrogantes, es más, cuando parece que tenemos claras unas cuantas, aparecen nuevas. …Es como si esa constante incertidumbre fuera una llama que nos mantiene fascinados y con ganas de más.

Sabemos que nuestro propósito es que más compañías, marcas, organizaciones y personas encuentren el suyo, y que puedan tangibilizarlo en su día a día.

Estamos convencidos de que el camino para lograr este objetivo es el de la estrategia, pues es el que nos llevará a un lugar distinto, único, propio.

También hemos aprendido que la manera más rápida y eficiente de recorrer esta larga vía es siendo innovadores y responsables, solo así generaremos ideas que derrochen creatividad y a la vez sentido común, ideas que solucionen problemas reales y al

tiempo toquen las emociones de la gente; ideas que generen resultados y además construyan algo positivo, ideas que persigan el bien de la sociedad …que nos hagan avanzar.

Por último, si hay algo que la experiencia nos ha enseñado, es que todo lo dicho en estas líneas no pasa de ser un lindo discurso si las estrategias y las ideas no se ponen en marcha a tiempo y se ejecutan bien, por eso nos esforzamos cada día por mejorar nuestra capacidad de respuesta y de ejecución.

…Las cortinas de la oficina son en realidad persianas grises, pero próximamente las cambiaremos.